Páginas

23 feb. 2012

¿Por qué hubo y no hubieron?

Por Carlos R. Ibacache I.
Miembro de la Academia Chilena de la Lengua
De todas las formas gramaticales, el verbo es el de más difícil uso para quien no habla español. Para quien lo habla, el error es de gramática elemental, que lo cometen personas de educación completa, profesionales de áreas diversas, pero en quienes más se nota, es cuando lo usan profesores, periodistas, parlamentarios y sobre todo entre los diplomáticos extranjeros. Es fácil percatarse de eso, cuando diplomáticos que hablan otros idiomas, son entrevistados.

Para explicar porqué "hubo" y "no hubieron", hay que comprometerse con la gramática. Veamos los siguientes ejemplos. Un espectador de fútbol dice: "hubieron faltas que el árbitro no cobró" o "hubieron muchas tarjetas amarillas". Se olvida o se ignora, que en los casos citados el verbo "haber" significando existir, es unipersonal y no debe concordarse con el sustantivo que lo acompaña. Las dos oraciones del ejemplo no tienen sujeto y lo que parece serlo, son en realidad complementos directos, "faltas", en el primer caso, "varias tarjetas amarillas", en el segundo. En tales situaciones, sólo se conjuga el verbo "haber" en la tercera persona del singular. Lo correcto, en consecuencia, es decir: "no hubo faltas" y "hubo varias tarjetas amarillas". Por analogía o por extensión, esto alcanza a otras formas donde el verbo "haber", está presente. Por ejemplo, se debe decir "había habitaciones" y no "habían habitaciones"; "ha habido muchos casos" y no "han habido muchos casos" o "habrá invitados" y no "habrán invitados". Siempre la tercera persona del singular.

La pregunta del millón. ¿Qué pasa con "hubieron"? ¿No existe? Sí, existe. Y si existe ¿cuándo se usa? Pues, cuando el verbo "haber" no está usado como unipersonal, sino en construcción conjunta con otro verbo. Por ejemplo, "ellos hubieron de correr cuando les llegó la hora". En este ejemplo, "haber no es unipersonal, hecho que se demuestra con la presencia del pronombre personal "ellos". Sería absurdo decir "ellos hubo de correr cuando les llegó la hora". No es difícil hablar o escribir con propiedad, si nos proponemos hacerlo, sobre todo cuando es verbo, "la palabra" por excelencia.

Fuente: Las Noticias

No hay comentarios.: